Caraqueños Desperador por Una Vacuna

En medio de la desesperación y preocupación, miles de caraqueños acudieron este domingo a los centros comerciales de la capital para vacunarse contra la difteria, epidemia que había sido erradicada de Venezuela a principios de los años 90.

Horas de espera en el piso y en estacionamientos con poca ventilación es lo que han tenido que soportar los ciudadanos para poder vacunarse contra esta enfermedad. A penas una mesa con cuatro trabajadores del ministerio de salud fue dispuesta en el Centro Comercial Ciudad Tamanaco para colocar la tan anhelada inyección.

La kilométrica cola parece evidenciar la falta de planificación para cumplir el objetivo de aplicar las más de 9 millones de vacunas destinadas en una primera fase de prevención.

Las quejas no se hacen esperar en medio del sofocante calor y la falta de información por parte de las autoridades de salud.

Estas jornadas de vacunación fueron anunciadas esta semana por el ministerio de salud, ente que se ha mantenido en silencio y sin ofrecer cifras o detalles sobre cuántos venezolanos están infectados con difteria.

Deja un comentario