La educación en el estado Zulia es uno de los sectores más afectados, pues los cortes eléctricos diarios no programados, sumado a las pésimas condiciones del servicio de internet en la región y en todo el país, imposibilitan en esta ocasión a los estudiantes universitarios cumplir con las clases a distancia, lo que forma parte de las medidas de prevención tomadas ante la pandemia de la Covid-19.

Ante esto Yeissel Pérez, presidenta de la Federación de Centros Universitarios de la Universidad del Zulia (FCU-LUZ) y dirigente regional de Primero Justicia, afirmó que “los cortes no programados que se han presentado en nuestro estado nos impiden a los universitarios cada vez más ver clases a distancia, sin contar que el servicio de internet en la región no solo no es óptimo, sino que en el país es el segundo internet más lento del mundo”.

En ese sentido, denunció en nombre de los estudiantes zulianos la violación de los derechos a la educación y exigió a los organismos encargados que se ocupen de restaurar el servicio eléctrico para que los universitarios que viven en los diferentes municipios del Zulia puedan ver clases a distancia en óptimas condiciones.

Refirió que la crisis eléctrica no solo afecta al estudiantado, quienes son los más vulnerables en este espectro, sino también a los profesores que quizás no estaban preparados con las herramientas tecnológicas necesarias para implementar las aulas virtuales. “¿Cómo hace un estudiante que tiene clases virtuales a las 5 de la tarde cuando no sabe ni siquiera el profesor si a las 5 de la tarde va a tener electricidad? ¿Cómo hace un profesor que no estaba preparado con las herramientas tecnológicas necesarias para dar clases a distancias”, cuestionó Pérez.

Finalmente, la dirigente de Primero Justicia Zulia, enfatizó que la educación universitaria venezolana está en vilo no solo ante la falta de herramientas tecnológicas óptimas para el profesorado que le permita el alumnado honrar los pénsums, sino con la improvisación a la que tienen que someterse con la baja calidad del servicio eléctrico que azota al Zulia, que a ello se le suma la ola de eventos vandálicos de manera impune de las instalaciones de la primera casa de estudio de la región zuliana.

“Si ya antes no cuestionábamos si estábamos recibiendo una educación de calidad en Venezuela ahora es aún más cuestionable a raíz de esta contingencia que atraviesa el mundo”, puntualizó.

Por notimedia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: